La apuesta por el mantenimiento

Invertir en un buen mantenimiento y gestionarlo de forma eficiente aporta calidad y competitividad a las empresas, factores indispensables para situarse en la primera línea de salida ahora que la crisis ya remite. Son muchos los beneficios que genera el mantenimiento industrial y hay que transmitir una cierta conciencia de la aportación innegable que realiza.

Programa-gmaoUn buen mantenimiento y el hecho de gestionarlo bien hacen que el camino para situarse en los primeros puestos en la carrera de la competitividad se logre sin dificultades. Es cierto que vivimos unos momentos difíciles que han dejado muchas empresas bastante tocadas, de todas las dimensiones pero tal vez con consecuencias más graves para las pequeñas y medianas. Pero hay que estar preparado para la recuperación y se debe hacer lo necesario para estar en primera línea de nuevo.

Uno de los factores a considerar para alcanzar este nivel es el mantenimiento. Conviene hacer uso de los conocimientos en mantenimiento que tienen las empresas que llevan muchos años haciendo estos servicios. En el GRUPO GAHERMA entendemos que la formación no es solo un coste, sino también un valor imprescindible e irrenunciable que debe tenerse en cuenta en los presupuestos. En caso de duda, se puede recordar aquella frase tan recurrida por su simplicidad, pero también por su certeza: “Si la formación te parece cara, prueba con la ignorancia”. Estamos inmersos en un mundo tan competitivo que nadie puede permitirse perder ninguna oportunidad de mejora. En el terreno del mantenimiento pasa lo mismo, porque el mantenimiento del pasado no tiene nada que ver con el del presente y menos con lo que se tendrá en el futuro. No me refiero a la labor realizada con las manos, la de los oficios, sino a la determinada por el nivel tecnológico y también lo que conlleva su gestión.

mantenimiento-industrialLas máquinas e instalaciones actuales son más sofisticadas tecnológicamente, más fiables, tienen una vida más larga, son mucho más eficientes, tienen unos niveles altos de productividad con producciones más elevadas y de una calidad mejor; en definitiva, más ganancias para la reducción de costes que implica. Pero también conlleva un nivel mucho más alto de conocimientos técnicos. El desarrollo de las denominadas nuevas tecnologías ha incidido de forma decisiva en la mejora de la eficacia del mantenimiento, considerada de forma general.

También en aspectos como la gestión y, particularmente, a la incorporación de medios y sistemas de predicción, monitorización y tele-gestión, los avances en mantenimiento de instalaciones y maquinaria de producción son, y continuarán siendo, espectaculares.

Y no dejemos de lado los programas de Gestión de Mantenimiento (GMAO). GRUPO GAHERMA ya los tiene totalmente incorporados en la gestión del Mantenimiento, personalizando los perfiles para cada uno de sus clientes y logrando beneficios a corto y largo plazo, que aportan para la eficiencia de su gestión y la optimización sus recursos.

Autor: Pere-Joan Sardà

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *