Instalaciones con circuitos de Seguridad Intrinseca

En los países industrializados, se fabrican, transportan y almacenan productos inflamables. Cuando se procesan, es muy probable que se generen fugas de gases y vapores que se transmiten al medio ambiente.
Estos gases, cuando entran en contacto con el Oxigeno del aire en determinadas proporciones, forman una atmosfera potencialmente explosiva. En caso de ignición, puede generarse la consiguiente deflagración, con la consiguiente posibilidad de provocar daños importantes a personas e instalaciones.
Para evitar estos peligros, en todos los países se han elaborado procedimientos de protección, mediante Normas, leyes y Reglamentos, con el objetivo de minimizar al máximo los peligros mencionados y garanticen el máximo grado de seguridad.

4_3-01
Uno de los sistemas de protección más empleado en las áreas peligrosas es el formado por circuitos de SEGURIDAD INTRÍNSECA.
Fundamentalmente este modo de protección se basa en el hecho de que, para que se inflame una atmósfera potencialmente explosiva, se requiere una cantidad de energía mínima. Un circuito intrínsecamente seguro, nunca puede generar esta energía, ni durante el servicio normal, ni en caso de fallo o avería (chispa o sobrecalentamiento térmico).

sies
La seguridad intrínseca de un circuito, se logra pues, limitando la intensidad y la tensión en el área clasificada en todo momento, evitando la ignición. Este límite de energía, reduce su aplicación a circuitos con potencias relativamente reducidas, aplicándose por ejemplo, a sistemas de medición, control y regulación, pero no a sistemas de potencia.
Este modo de protección, se refiere no solo a cada elemento del circuito, sino a la totalidad que conforma el mismo, lo que implica ventajas económicas, como el coste en general de ejecución del montaje y conexionado de toda la instalación, y evitando la costosa y aparatosa Protección Antideflagrante. Ésta protección es inevitable en elementos y zonas donde la potencia que requiere el proceso es superior a los limites máximas de la seguridad intrínseca. Como pueden ser motores eléctricos, actuadores electro-neumáticos, etc.
Otra ventaja que permite el circuito de seguridad intrínseca en la de poder trabajar y ajustar los sensores bajo tensión en la zona clasificada.servicio16

El Departamento de Ingeniería Eléctrica del Grupo Gaherma dispone de la experiencia y tecnología necesaria para aplicar este modo de protección en todas las áreas clasificadas que lo requieran y permitan.

 

Autor: Joan González Montfort

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *